Adolfo Nogales con su perrita Lola

“He podido apreciar que las cacas son menos frecuentes,
más compactas y menos olorosas. Por otro lado,
ahora come del tirón, mientras que antes le costaba y
siempre se dejaba algo.
Creo que desde que empezó con Yum hace unos veinte
días, crece más rápido, prácticamente por días y le está
ayudando en su recuperación, puesto que tuvo una
bajada de defensas y con ella, tos de la perrera y sarna
demodécica.”